La verdad es que estamos gobernados por una pandilla de gilipollas - Antonio Gala