La única iglesia que ilumina es la que arde - Piotr Kropotkin