A rey muerto, rey puesto. - Refrán