Me gustas cuando callas porque estás como ausente - Pablo Neruda