El fin es ser feliz. Sólo se consigue lentamente. Exige una aplicación cotidiana - Jules Renard