Es mejor negar una cosa que dar falsas esperanzas - Ovidio