No hay barrera, cerradura ni cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente - Virginia Woolf