Que un hombre muera por una causa no significa nada en cuanto al valor de la causa. - Oscar Wilde