Somos esclavos de lo que decimos y señores de nuestros silencios. - Anónimo