En su lucha contra el individuo, la sociedad tiene tres armas: ley, opinión publica y conciencia - William S. Maugham