La religión, aunque fuera falsa, es un elemento necesario para la vida de un pueblo - Henri Lacordaire