Nosotros, los anarquistas, no tememos renunciar al juez ni a la condena. No tememos declarar "haz lo que quieras y como quieras", porque estamos convencidos de que la inmensa mayoría de los hombres, a medida que se eduquen y se quiten de encima las actuales trabas, actuarán siempre en una dirección útil a la sociedad - Piotr Kropotkin