El amor que se alimenta de regalos siempre está hambriento - Anónimo