El más difícil no es el primer beso, sino el último - Paul Géraldy