No hay más que dos clases de hombres: unos, los justos, que se creen pecadores; otros, los pecadores, que se creen los justos - Blaise Pascal