El primer efecto del amor es inspirar un gran respeto; se siente veneración por quien se ama. - Blaise Pascal