No te envanezca ser amado mucho por una mujer a quien profesas ardiente amor - Pitágoras