Es lícito aprender hasta del enemigo. - San Mateo