La suerte es refugio para los débiles - Anónimo