El hombre debería observar, más que el esplendor del firmamento de bardos y sabios, el rayo de luz que atraviesa su alma desde dentro. - Ralph Waldo Emerson