El oro y las riquezas son las causas principales de las guerras - Tácito