El único medio de conservar el hombre su libertad es estar siempre dispuesto a morir por ella. - Diógenes de Sínope