En la elección de esposa, como en un plan guerrero, equivocarse una sola vez significa la derrota irreparable - Thomas Middleton