Con frecuencia el amor, comercio borrascoso, acaba en bancarrota. - Chamfort