No le digas a Dios que tienes un problema, dile a tu problema que tienes un gran Dios - Anónimo