Toda la gente cruel se describe a sí misma como el parangón de la franqueza - Tennessee Williams