Pedir prestado no es mucho mejor que mendigar, así como el prestar con usura no es gran cosa menos que robar. - Gotthold Ephraim Lessing