Nada es tan obstinado como un elegante consenso - Margaret Thatcher