Nunca convencerás a un ratón de que un gato negro trae buena suerte. - Graham Greene