El Señor es mi ayuda; no temeré. ¿Qué puede hacerme el hombre? - San Pablo