El que se ahoga no repara en lo que se agarra. - José de San Martín