Hay tres cosas difíciles: guardar un secreto, soportar un agravio y emplear bien el ocio - Quilón