Añorar el pasado es correr tras el viento. - Proverbio ruso