El opresor no sería tan fuerte si no tuviese cómplices entre los propios oprimidos. - Simone de Beauvoir