El que pueda decir cómo arde, sufre un fuego muy pequeño - Francesco Petrarca