La conciencia no es más que una palabra que emplean los cobardes para atemorizar a los valientes. - William Shakespeare