No puedes bajar dos veces el mismo río, pues nuevas aguas corren sobre ti - Heráclito