El honor de un pueblo pertenece a los muertos, los que viven sólo lo usufructúan - Georges Bernanos