Las personas melancólicas gozan lamentándose los secretos del corazón - Khalil Gibran