Los gobiernos tienen muy poca influencia sobre la felicidad privada del hombre - Samuel Johnson