Nada renace antes de que se acabe. Hasta el sol que deslumbra tiende a oscurecerse - Vinicius de Moraes