Momentos hay en que los placeres cansan, el mundo fastidia, la vida se hace pesada, la existencia se arrastra sobre un tiempo que camina con lentitud perezosa. Tu tedio profundo se apodera del alma; un indecible malestar le aqueja y atormenta. - Jaime Balmes