El bruto se cubre, el rico se adorna, el fatuo se disfraza, el elegante se viste. - Honoré de Balzac