La verdadera sabiduría está en reconocer la propia ignorancia - Sócrates