Los instintos naturales se pierden en estado doméstico - Charles Darwin