La justicia se defiende con la razón y no con las armas. No se pierde nada con la paz y puede perderse todo con la guerra. - Juan XXIII