Donde reina la lucidez, la escala de valores es inútil - Albert Camus