Pon tu confianza en Dios, pero asegúrese de mantener seca la pólvora - Oliver Cromwell