La propiedad más importante de los rayos es la producción de efectos fisiológicos en las células del organismo - Marie Curie