Cuando el amor le hiere cualquiera se hace poeta, aunque antes nunca hubiese sido favorecido por las musas. - Platón